Drutt's Book

Cosas realmente sin sentido para la mayoría, con mucho sentido para mí, pero en general, aleatoriamente colocando las cosas de mi cabeza.

La inflación nos ataca!!!

Hola!

Antes de cualquier cosa les deseo feliz año y bla!

Hablemos de la crisis inflacionaria que está atacando a nuestro país, en particular, a mi mundo.

Osh!

Obviamente no les hablaré de números macroeconómicos ni mucho menos, hablaré de cómo está afectando mi cerebro la cantidad de estupideces que describo a continuación.

El pasado día lunes 12 enero empecé clases de nuevo, ya no más hacerme pendejo por las tardes.

Obviamente se me hizo tardísimo para irme a mis clases y salí de mi casa sin comer. Camino a la escuela pensé en comerme una de esas sabrosas quesadillas de la cafetería de la UIC y después de mi clase de las 6pm me encaminé a la caja para pagar mi quesadilla y mi coca. Realizo mi orden lo cual me deja una deuda de $8.50 por la quesadilla y $7.00 por mi coca. Pagué y la devoré.

Saliendo de clase de 6pm, esto quiere decir 2 hrs después de la primer compra, y mi gran estómago me llevó de nuevo a la cafetería por otra quesadilla, realizo mi orden y cuando me indican mi deuda me llevé una gran sorpresa!!! sí, la quesadilla ya costaba $9.00!!! Pinche inflación tan de no mil pinches mames!!! Me acabé la quesadilla y se me antojaron unos cacahuates japoneses con salsa y limón, me acercó a la tienda y, cuando en el semestre pasado dicho placer lo tenías por tan solo $4.00, este semestre te llevas una cuchillada de $6.00 por ello.

La semana la pasé reventando a la escuela por su sistema de inscripción, sus cambios de administración y el incremento de precios en la cafetería.

El viernes, de nuevo se me hizo tarde para comer en casa y me ví en la necesidad de comer en la cafetería, haciéndome a la idea de comprar otra quesadilla de $9.00. Llegué a la caja y pedí una quesadilla, al momento de pagar mi orden, buscando $9.00 en monedas de $1.00 escucho la voz de la cajera que me dice: “son $10.00!!!”  Jajaja, ¿se pueden imaginar mi cara? Estoy seguro que sí! Me boté de la risa y pagué (no me quedaba de otra). Terminé mi quesadilla y me fui a comprar a la tienda un delicioso combo de Chips a la Diabla con salsa y limón y una coca el cual fui a adquirir. El semestre pasado el combo estaba en $13.00, este semestre (me refiero al viernes porque el lunes la coca costaba $7.00) el combo cuesta $16.00 ($8.00 por las Chips y $8.00 por la coca).

Lo único que quiero decir con esto es que además de que la UIC es una de las escuelas peor administradas en México, es también la más manchada en cuanto a subir los precios de sus consumibles. No puedo creer que no lo hubieran hecho en vacaciones para que “no nos diéramos cuenta”.

Keep Rockin’!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en enero 18, 2009 por en Chacalerías y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: