Drutt's Book

Cosas realmente sin sentido para la mayoría, con mucho sentido para mí, pero en general, aleatoriamente colocando las cosas de mi cabeza.

Limpieza, mi gusto por el alcohol y más limpieza

Es raro lo que me pasa, he querido escribir desde hace varios días y por algunas situaciones dentro y fuera de mi poder de decisión no había podido hacerlo.

Ya estoy aquí y empezaré con algo que realicé hace no más de tres o cuatro semanas.

Limpieza

Tal y como lo mencioné anteriormente hace unas semanas por fin me decidí a limpiar mi habitación.

Las personas que lo han conocido saben que hay ocasiones en las que no me puedo concentrar en mantenerlo limpio y ordenado pero por fin “tomé cartas en el asunto”.

Empecé con lo más simple, recoger la ropa deliberadamente colocada en el piso, en la esquina de mi guardarropa.

Casi toda estaba destinada al bote en el cual aguardan su entrada a la máquina de lavar, la demás fue puesta en unos cajones lista para ser usada asap. Lo hice y me dispuse a continuar.

Le tocó el turno a la cajonera que se encuentra frente a mi cama, rodeado de izquierda a derecha por Jim, mi póster de Pearl Jam, el de las M&M’s y el de Clockwork Orange. Tal y como se ve en la foto, antes tenía libros y algunos dvds. Ahora sólo dejé libros, los dvds decidí ponerlos junto al reproductor de dicho formato, era complicado tenerlos en mi habitación siendo que ahí no tengo una sola televisión.

Estaba lleno (el mueble) de papeles, plumas, bolsas, cajetillas de cigarros, cerillos, monedas… básicamente todo lo posible. Para cuando terminé de limpiar ese mueble ya tenía dos bolsas de “Liverpool” llenas con basurita y stuff. Encontré una carta, la cual terminó en la caja en la que debió estar desde mucho tiempo atrás, creo que fue una señal de lo que venía…

Terminé con ese mueble y, lo que siguió, fue el “cajón” que tiene mi guardarropa destinado a playeras (supongo). En este lugar yo tengo mi loción, desodorante y otro tipo de stuff que tiene relación con la “belleza y cuidado personal”. Para quienes alguna vez entraron a mi habitación es probable que hayan visto una botella personalizada de vino tinto, pues de ella tenemos una rápida historia.

Esa botella contuvo en algún momento de la historia tres cuartas partes de un litro de vino tinto del tipo “pinot noir” (“afrutado, de cuerpo medio, delicado y complejo”, dicta la descripción), buenérrimo y sin duda alguna, el mejor que he tenido en mi paladar, incluyendo esos vinos que he probado en esos restaurantes fancy a los que me han estado invitando, jajaja, muy buenos por cierto!

Regresando al día de limpieza, después de vaciar dicho “hueco” decidí hacer algo útil con esa botella y lo primero que vino a mi mente fue que, con las plumas y lápices hallados en el mueble, fuera rellenada y sirviera como un lapicero. Esta idea no tuvo mucho auge ya que cuando terminé de poner los objetos dentro de ésta decidí darle otro uso a la misma. Dicen que para olvidarte de las personas que te han hecho daño debes dejarlas ir y esa botella no hacía algo adicional a recordarme malos momentos llenos de mentiras, llenos de engaños, llenos de ilusiones destrozadas, llenos de ella.

Opté por vaciar la botella y bajar con ella hasta mi cueva, tomé la bolsa en la que venía, me senté en un escalón, abrí el “cuarto de las escaleras”, saqué el martillo, puse la bolsa en el piso y, mientras hablaba por teléfono la botella se rompió. Creo que no fue a causa de los golpes del martillo, sino el desprecio con el que ese martillo se movió. Por fin ese recuerdo gráfico no existe y poco a poco los demás están partiendo, creo que funcionó un poco.

Mi habitación ya está ordenada y poco a poco mi vida también (dentro de lo que cabe).

Mi gusto por el alcohol

Pues es de que últimamente me ha dado por beber como hombre, como se debe. He estado incrementando mi tolerancia al alcohol y me gusta mucho como me pongo, jajaja, un poco más libre me siento y creo que mi mente procesa más rápido algunas cosas y por tanto no examino tanto muchas cosas, está padre (por el momento).

Este pequeño tema lo traigo a la página para comentarles mi encuentro con el famoso y odiado programa “conduce sin alcohol”, mejor conocido como “EL ALCOHOLÍMETRO”. El viernes pasado hubo una reunión en casa de Mi

Deivid, a la cual llegué con Diana, como últimamente se me ha estado haciendo costumbre. Estuvimos ahí, platicando y conviviendo con la banda, mientras el Capitain Morgan descendía y descendía hasta que no quedó gota de tan agradable hombre. El reloj marcaba las 02:30 del sábado y fue entonces que el tiempo de regresar a mi Vamps a su ataúd había llegado. Estaba yo en condiciones más que óptimas para conducir a Rockodrilo hasta el ataúd y así lo hice, haciendo parada en los tacos de Santa Ana para saciar nuestra hambre. Como siempre llegó a su casa sana y salva y yo emprendí el camino de regreso a la reunión cuando de pronto… “EL ALCOHOLÍMETRO”. Se me acercó un tipejo y me preguntó que si había tomado, le dije que sí y preguntó que de dónde venía, contesté y me pidió que descendiera de mi vehículo, así lo hice. Al llegar a la camioneta en donde se realiza la prueba mis piernas temblaban más que cuando me paraba enfrente de un micrófono a cantar y, al parecer, mi corazón quería salirse atravesando mi pecho. Me explicaron cómo funciona y me dijeron que le soplara a la madre esa, le soplé y empezó a subir el indicador de alcohol en la sangre la cual mide los grados de alcohol en mg/l en donde 0.41mg/l corresponde a infracción de tránsito y por tanto todas las consecuencias que esto trae, mi resultado fue 0.40mg/l, me dijeron que podía proseguir y ante la admiración de los testigos ahí presentes, me subí al Rockodrilo y partí.

=D #EpicFuckingWin

Más limpieza

Total que hace un par de semanas se rompió la cadena que sostenía mi tenedor en el pecho y hoy por fin compré un “cuerito” en el “Mercado de la Bola”. Ya está conmigo de nuevo y espero que ayude en todo este pedo por el que atravieso. Ya empecé a limpiar y estaba limpiando algo que yo pensaba estaba sucio pero no, por culpa de mi “ciscadez”, estaba limpia la zona.

Hablando de más limpieza, creo que Fabiolita ya me va a creer más cuando le diga las cosas y pronto entendió el por qué de mis decisiones y peticiones, por más estúpidas que éstas parezcan.

Ya me voy porque es tarde, ya me voy porque tengo sueño y ya me voy sonriendo por lo que pasó este fin de semana (además de “EL ALCOHOLÍMETRO”). El siguiente post hablará de ello, aún traigo una gran sonrisa =D

Keep rockin’

Anuncios

2 comentarios el “Limpieza, mi gusto por el alcohol y más limpieza

  1. vamps
    agosto 30, 2010

    SigO sin tener mi prOtagOnicO en tu blOg… bastant trist by the way jaja minimO hubieras puestO mi platica supr intensa jaja y esta vez ni el rawris rawr 😦 #sufrocomoprecious

    • drutt
      agosto 30, 2010

      Qué más protagónico quieres que verme 3 veces por semana??? Jajaja, todo quieres mi reina!!!
      Obvio ya te dije qué pedo!
      Raaaaaaawr!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el agosto 30, 2010 por en Extraño, Uncategorized, Yo en mi cabeza.
A %d blogueros les gusta esto: